Los límites de lo Profesional o de lo Personal

yo-yo-mismo-e-irene

Cada vez hay más gente que se empeña en convencer al resto para dejen a un lado su lado personal y prioricen por encima de todo el profesional. Por ejemplo:

En Redes Sociales: Cada vez está más de moda la gente que tiene perfiles en twitter que son 100% políticamente correctos y que básicamente son casi como perfiles profesionales. Están ya hasta mal vistos los perfiles donde te metes en temas políticos, religiosos, futbolísticos, etc. Y eso que estamos hablando de “perfiles personales”. Estoy de acuerdo en que hay que cuidar lo que se dice, pero no estoy de acuerdo en que al final no te puedas expresar libremente de lo que te de la gana en tu perfil personal. Ahora parece que siempre tenemos una lupa, donde curiosamente la parte profesional vapulea a la personal. Pasa a ser más importante que tu jefa/e no vea que publicas cosas de las que él/ella pueda no estar de acuerdo, a por ejemplo tratar de dar difusión a temas que te interesa ayudar a que se difundan o incluso a “tratar” de cambiar el mundo en base a tus ideales.

En Horarios: Se da por hecho que vas a hacer horas extras en el trabajo casi cada día, mientras está bastante mal visto que hagas “horas extras personales”. Por ejemplo si en una semana, 4 días haces una hora extra diaria, pero llega el quinto día y decides irte una hora antes se ve mal. Es absurdo por dos motivos. Uno: si analizas el ejemplo de antes, te sale 4 horas extras menos 1 hora personal = 3 horas extras esa semana que la empresa ni te paga, por lo que la empresa debería estar más que contenta. Y punto dos, que me parece lo más importante de todo: “¿Por qué se da por hecho que tiene que tener la prioridad lo profesional a lo personal?”. Sigue leyendo