Cristiano Ronaldo, Balón de Oro de la motivación personal

cristiano-ronaldo-balon-de-oro-2013
Cristiano Ronaldo acaba de ser nombrado Balón de Oro 2013 por delante de Messi y Ribery, lo que le distingue como el mejor jugador de fútbol del mundo. No voy a entrar en este post en si es justo o no, ni siquiera voy a dar mi opinión personal sobre el asunto (no es el tema del blog). Lo que sí quiero es destacar el nivel espectacular de automotivación que tiene Cristiano Ronaldo durante toda su carrera y parar un poco a reflexionar sobre lo importante que es la Motivación hoy en día.

La motivación, sin lugar a dudas, es una de las cosas más importantes en la vida si no la más. Tener motivación para hacer cosas es lo que nos lleva a hacer cosas o a no hacerlas, y en muchos casos el nivel de esa motivación es la que determina el éxito o fracaso en las cosas que hacemos.

Esto sirve tanto profesional, como personalmente. Sin duda es clave estar motivado en la vida. En el caso de Cristiano Ronaldo desde siempre estuvo muy motivado por convertirse en el mejor jugador del mundo. Algo que consiguió con el Manchester United en el 2008, después de ganar todos los títulos con los “reds”. Pero ya por entonces había aparecido un jugador argentino fuera de serie, Lionel Messi, que ganaría los próximos cuatro balones de oro seguidos.

Pero el Cristiano Ronaldo del 2008 vs el Cristiano Ronaldo del 2013 es prácticamente igual, e igual al del 2009, 2010, 2011 y 2012. Es un jugador hipermotivado siempre por ser el mejor, por meter más goles que nadie, por ayudar al equipo más que nadie, por ganar todos los títulos.

Mientras que el común de los mortales nuestra motivación suele variar mucho durante los años y en especial cuando conseguimos nuestros objetivos suele tender a bajar o a que ya no nos motive tanto el trabajo, la mujer, los hobbys o la propia vida. Pero en Cristiano Ronaldo el nivel de motivación siempre ha sido máximo. Incluso ver a su máximo rival quitarle título tras título en su mejor momento deportivo, no le hacía bajar los brazos, si no todo lo contrario, levantarse al día siguiente con ganas de trabajar aún más, de esforzarse aún más, de ser mejor que su gran rival.

El balón de oro que le han dado hoy, es casi más un premio a su propia Automotivación y esfuerzo diario, que a otra cosa, de hecho este año es de los pocos años en su carrera donde no ha ganado ningún título con su equipo, ni siquiera ha sido el pichichi de la liga ni la bota de oro. Pero ha ganado el Balón de Oro y además, incluso el propio Messi reconoce que lo ha ganado justamente. Por lo que efectivamente se lo han dado, sencilla y llanamente, por su automotivación y esfuerzo diario, de ser mejor cada día.

Lo gracioso del asunto, es que Cristiano Ronaldo no tiene a un “jefe” detrás cada día motivándole. Él se motiva a sí mismo día tras día desde hace muchos años.

Muchas veces en la vida es difícil encontrar esa motivación, pero sin duda creo que todos deberíamos buscar esas motivaciones, y como Cristiano Ronaldo, en muchos casos esas motivaciones no te las van a dar otros, si no que te tienes que automotivar tu mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*