Los límites de lo Profesional o de lo Personal

yo-yo-mismo-e-irene

Cada vez hay más gente que se empeña en convencer al resto para dejen a un lado su lado personal y prioricen por encima de todo el profesional. Por ejemplo:

En Redes Sociales: Cada vez está más de moda la gente que tiene perfiles en twitter que son 100% políticamente correctos y que básicamente son casi como perfiles profesionales. Están ya hasta mal vistos los perfiles donde te metes en temas políticos, religiosos, futbolísticos, etc. Y eso que estamos hablando de “perfiles personales”. Estoy de acuerdo en que hay que cuidar lo que se dice, pero no estoy de acuerdo en que al final no te puedas expresar libremente de lo que te de la gana en tu perfil personal. Ahora parece que siempre tenemos una lupa, donde curiosamente la parte profesional vapulea a la personal. Pasa a ser más importante que tu jefa/e no vea que publicas cosas de las que él/ella pueda no estar de acuerdo, a por ejemplo tratar de dar difusión a temas que te interesa ayudar a que se difundan o incluso a “tratar” de cambiar el mundo en base a tus ideales.

En Horarios: Se da por hecho que vas a hacer horas extras en el trabajo casi cada día, mientras está bastante mal visto que hagas “horas extras personales”. Por ejemplo si en una semana, 4 días haces una hora extra diaria, pero llega el quinto día y decides irte una hora antes se ve mal. Es absurdo por dos motivos. Uno: si analizas el ejemplo de antes, te sale 4 horas extras menos 1 hora personal = 3 horas extras esa semana que la empresa ni te paga, por lo que la empresa debería estar más que contenta. Y punto dos, que me parece lo más importante de todo: “¿Por qué se da por hecho que tiene que tener la prioridad lo profesional a lo personal?”.

El típico diálogo de tu jefe “Oye, podrías quedarte hoy un par de horas más para hacer tal cosa, o podrías ir a tal evento por la tarde/noche” es algo del día a día, visto con normalidad. Os imagináis decirle a nuestros jefes “Oye que mañana me quedo toda la mañana en casa porque mi novia/mujer dice que necesita pasar más horas conmigo”, sí, exacto, ni os lo imagináis, cuando tendría todo el sentido del mundo en una sociedad donde lo profesional no prevaleciese sobre lo personal.

Estudios: Más de la mitad de la gente acaba estudiando o haciendo cursos de cosas que piensan que le van a ayudar a encontrar trabajo y rara vez estudian lo que de verdad les apasiona/gusta, sobre todo en los casos en los que esas cosas suelen tener muy pocas salidas profesionales o estar mal remunerados. Al final curiosamente los que más triunfan en la vida son los que persiguen y luchan con todas sus fuerzas por conseguir sus sueños, sin tener en cuenta si les darán mucho o poco dinero.

Y muchísimos ejemplos más. Está claro que lo profesional es muy importante en la vida, e incluso que en algunas personas está 100% ligado a su propia vida personal, pero en esos casos precisamente predomina su lado personal ya que muchas veces el trabajo no lo ven como tal, lo ven como algo que es su pasión.

Lo peor de todo es ver precisamente a esas personas que te convencen de que priorices lo profesional que son los primeros que te dicen “Al final para la empresa eres solo un número” “Lo importante al final son los resultados por encima del esfuerzo”, etc.

En mi opinión … Muy triste. Creo que los que al final acaban siendo más felices en la vida son los que aprenden a balancear mejor lo profesional y lo personal en su vida, que no significa que siempre priorices lo personal a lo profesional, pero sí significa que seas consciente de qué estas priorizando, y en que en un lado eres posiblemente sólo un número y en el otro en vez de un número seas un “padre”, un “novio”, un “amigo” o incluso seas simplemente…. “Tú”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*