Repasando el 2015 y los propósitos para el año 2016

¡Feliz año 2016 para todas las buenas personas del mundo!

Como ya es tradición en este blog, voy a repasar los propósitos que me marqué para el 2015 y poner los que tengo para el año 2016.

Un post largo pero el más interesante del año sin duda en este blog, que como sabéis no es un blog solo profesional, si no que mezclo parte profesional y alguna parte personal, ya que por mucho que muchos “gurús” de marcas personales digan que solo hables de lo profesional, creo que es “absurdo” quitar toda la parte personal de la gente, yo no quiero que la gente solo me conozca por lo que soy profesionalmente, también quiero que sepa algo de lo que que soy personalmente. Ya que somos humanos, personas, no robots y me parecen muy tristes esas “marcas personales” que son solo profesionales, sin alma, sin nada personal, puro ego e interés profesional, sin sentimientos. A mí no me gusta eso.

Lo acompaño este post con una de mis pasiones, la música, y como sabéis soy fan de Justin Bieber (tranquilos, no soy gay, si lo fuese estaría encantado de decirlo pero aunque sea fan de Justin Bieber, de Enrique Iglesias y de Eurovision, resulta que otra de mis pasiones es lo mejor que hay en este mundo, las mujeres). El post lo “endulzo” con tres temazos recientes de Justin y uno de Adele. El primero “What do you mean?” de arriba que viene perfecto para ver de qué estamos hablando, que no es otra cosa que de repasar mis propósitos del año 2015 y anunciar los del año 2016.

La segunda canción que veréis más abajo es “Where are you now” que enlaza con el repaso uno a uno de cada uno de ellos y mi comentario sobre cómo fueron. La tercera, “Sorry” que para mí es sin duda la mejor canción del 2015, me viene para introducir mis propósitos para el año 2016, empezando precisamente con un “Sorry”/Perdón para todas las personas a las que haya podido herir sin querer o defraudar en este 2015 (y en el pasado). Para acabar con, a mi modo de ver, la única canción que puede disputar el trono de 2015 a Justin y su sorry, que es la de Adele con su “Hello”.

¡Pues empecemos! y acordaros de en 2016 luchar por lo que más queréis, con mucha DETERMINACIÓN (mi palabra favorita de 2015) para poder conseguirlo.

Repaso de los propósitos para el año 2015:

  1. Construir y reconstruir. Este 2015 va a ser un año muy diferente. Hace pocos días un acontecimiento personal me ha hecho cambiar bastante y repensar muchas cosas. Estos primeros días del año en cuanto a salud son muy malos pero progresando bien cada día y eso también te ayuda a pensar, en pensar en lo que de verdad merece la pena en la vida. El objetivo principal de este 2015 para mí va a ser construir y reconstruir y no destruir. Aquí entra parte de familia, amigos, etc.
    Efectivamente empezó el año con un acontecimiento importante en mi vida que yo creo que me ayudó a cambiar mi chip en uno de los años que he madurado más en mi vida. Ahora la vida la veo diferente, con otra perspectiva muy diferente. En 2015 creo que construí más que destruí pero queda mucho por mejorar en este aspecto…


  2. Seguir creciendo profesionalmente paso a paso. Siempre me ha gustado ir paso a paso, sin saltarme etapas y disfrutando de cada una, ahora estoy en una nueva, que es muy diferente a la anterior pero muy apasionante. Voy notando que he madurado mucho en muchas cosas, y en este 2015 hay que seguir ese proceso y seguir evolucionando.
    Profesionalmente es cierto que sigo creciendo y madurando. En 2015 he mejorado muchas debilidades que tenía y he adquirido nuevas fortalezas. Ha sido otra vez un año con muchos cambios, incluido otra vez cambio de jefe, y también primer año donde he tenido que materializar decisiones duras con las que no estaba de acuerdo, pero que al fin y al cabo es mi obligación como trabajador, llevar a cabo las decisiones de tus jefes/empresa aunque no estés de acuerdo con ellas. El trabajo tiene también estos momentos muy amargos, como la vida, y creo que vivirlos y “aceptarlos” me ayuda a madurar, ya que antes “me rebelaba” de facto en cada decisión de este tipo. 


  3. Humildad. Soy una de las personas más humildes que puede haber, pero por situaciones, actitudes, bromas y demás, a veces no lo reflejo. Sin duda tengo que trabajar en reflejar más cómo soy realmente, mucha gente no sabe bien cómo soy, como dicen “no solo hay que serlo si no aparentarlo”.
    Me sigue “jodiendo” mucho que la gente no me vea como alguien humilde cuando lo soy como el que más, es lo que tiene tener en la sangre la filosofía de los jesuitas (mi colegio) pese a que actualmente no soy creyente, pero sí creo en ese estilo de vida/filosofía y es el que aplico en mi día a día. No he pegado a nadie en mi vida, no he mentido a nadie nunca (quitando mentirijillas/exageraciones), he sido siempre fiel con mis exnovias, nunca he fallado “conscientemente” a un amigo que me ha necesitado, nunca he querido hacer daño a alguien. Siempre he luchado y peleado por la gente “marginada” o con algún tipo de problema, también siempre he defendido las “causas nobles” pese a que eso me ha perjudicado muchísimo. Lo mejor que “heredé” de la persona que más quiero en mi vida (y más admiro), que es mi padre Manuel López de Zuazo (Manolo), son los valores que tengo. Mi padre es la mejor persona que he conocido en mi vida, nunca le he visto tratar mal a nadie y siempre le he visto ayudar a todo el mundo, incluso a los que le estaban destrozando. Tirando de filosofía jesuita, mi padre es lo más “parecido” a Jesús que he conocido en mi vida y sin duda hasta el día que me muera esa será mi filosofía siempre. Por eso tengo que trabajar más en que la gente vea esta parte de mí, ya que mucha gente a veces tiene una imagen muy diferente de mí de lo que realmente soy.

    Manolo López de Zuazo

    Con mi padre, Manolo López de Zuazo


  4. Deporte. Es clave en 2015. Este primer mes, mes y pico no podré hacer casi deporte por temas de salud, pero mi idea es después hacer del 2015 (y a ser posible el resto de mi vida) una constante continua el deporte en mi vida. Posiblemente haya menos fútbol, pero quiero hacer más tenis, pádel, gym, natación e incluso me estoy planteando hacer algo que siempre he odiado, ¡correr!. 2015 puede ser a lo mejor el año en que a lo mejor empiece a correr un poco por mi cuenta.
    Vale, este apartado suspenso rotundo jajaja. Lo de correr queda descartado claramente, como mucho en el gym, pero está claro que no es lo mío. Este 2015 el ejercicio ha vuelto a ser intermitente. Algunos meses de gym y algo de pádel. Muy poco ejercicio, sin duda el propósito se traslada a 2016.


  5. Viajar. Un propósito claro y clave de mi 2015 es moverme mucho más y hacer muchas más cosas, y está claro que en eso viajar es muy importante. Voy a intentar hacer bastantes escapadillas fines de semana, para conocer más mundo, también me gustaría en este 2015 ir a Londres (a un partido del Chelsea con Mourinho), ir a Eurovisión en Viena (Austria), a algún festival y más sitios.
    Propósito cumplido sin duda. Ha sido el año que más he viajado, y no era fácil porque casi siempre he tenido que hacer viajes yo solo por mi cuenta, algo que no es fácil ni muy motivador. Salamanca, Calp, Benidorm, Girona, Tarragona, Barcelona, fueron alguno de los viajes. De hecho ahora estoy en Santiago de Compostela en mi último viaje del año. Pero sin duda el mejor fue este verano pasar las vacaciones en Fuengirola y Málaga con uno de mis mejores amigos, Antonio. Quedó pendiente el viaje a Londres y a Eurovision, ¿será en 2016?…


  6. Planes. Como he dicho antes, 2015 tiene que ser el año del movimiento, quiero moverme mucho más, hacer muchas más cosas. Tengo que forzarme a ello. Alguno de mis objetivos es apuntarme a dos cursos (presenciales) este año de lo que sea.
    Propósito no cumplido, salvo por los viajes. Tengo que seguir “activando” mucho más mi vida con cosas.


  7. Amor. El verdadero amor no se busca se encuentra.
    En 2015 no fue el año del amor, pero como dije el amor no se busca se encuentra, no hay prisa 😉


  8. Ayudar a los demás. Siempre ayudo a todo el mundo que puedo, pero siento que debería hacer mucho más por los demás, sobre todo por los que de verdad necesitan la ayuda. Ojala en el 2015 encuentre maneras de ayudar de verdad a la gente.
    Propósito no cumplido, pasa automáticamente a 2016. Es cierto como he dicho antes que ayudo día a día en lo que puedo y con quien puedo, pero creo que tengo que “mojarme” más y a ser posible, en cosas más “concretas” e importantes, no del día a día.


Y ahora por fin turno para mis 5 propósitos para el año 2016:

  1. Amigos. Sin duda el más importante. Me he dado cuenta de muchos errores que he cometido en el pasado con mis amigos sin darme cuenta, he perdido demasiados amigos por el camino y como dice la canción de arriba, pido “Sorry” Perdón a todos ellos, porque aunque en muchos casos no sé realmente qué es lo que hice mal en concreto está claro que algo hice mal (o muchas cosas) y la verdad que me da mucha pena haber “perdido” a tantos amigos a lo largo de mi vida. Seguramente muchos no los puedo recuperar ya, pero está claro que a partir de ahora, para mí pasa a ser una de las cosas más importantes de mi vida, y cada amigo que haga, para mí será fundamental mantenerlo y no perderlo por el camino.

  2. Motivación. A nivel profesional he perdido mucha motivación (aunque no he dejado que afecte a mi rendimiento profesional) y tengo que volver a buscar la manera de recuperarla. Mi motivación no viene por ascender o cobrar más, sino que va mucho más allá. Tengo la gran suerte de trabajar en una empresa increíble en todos los sentidos, pero es cierto que cada vez tengo más claro que quiero hacer cosas que realmente “cambien” el mundo a un mundo mejor, hacer cosas importantes en mi vida. Creo que si vivo lo suficiente y cuento con los recursos (no solo económicos) necesarios puedo conseguirlo. Tengo la determinación de que puedo conseguir mejorar el mundo, aportar mi granito de arena a la humanidad, aunque todavía no tengo claro de qué manera. Por eso tengo que buscar ese camino, y ya que seguramente sea muy compatible con mi actual trabajo, ver cómo percibir mi trabajo como parte de ese “sueño” y como algo que me va a ayudar a conseguirlo, o incluso, ver mi trabajo como algo que realmente está cambiando el  mundo a mejor (algo que a día de hoy se me antoja un poco difícil de ver, pero sin duda la empresa en la que trabajo, Philips, sí que aporta su granito de arena para mejorar el mundo: iluminación, maquinaria para hospitales, productos para el hogar que facilitan la vida de las personas, etc). Así que sin duda éste es uno de mis grandes retos para el 2016, volver a motivarme mucho profesionalmente.

  3. Hijos. No os asustéis jajaja, no creo que 2016 sea el año en el que tenga mi primer hijo. Pero sí que es verdad que estos últimos meses ha cambiado mi “chip” y la verdad que ya me gustaría tener hijos. Si económicamente me va bien en la vida, me gustaría tener muchos hijos, espero que míos pero si no soy fértil o algo pues adoptados. Me puse también a pensar a qué edad me tuvo mi padre y fue en torno a los 32 años. Yo ya tengo 29 y en 2016 cumpliré 30 así que… jeje. Pero bueno paso a paso, primero toca encontrar a la “madre”. Aunque me veo que dentro de 5 años sigo escribiendo este propósito en mi blog y me veo poniendo que haré como Ricky Martín o mi ídolo Michael Jackson y que mi propósito es optar a madre de alquiler jajaja, espero que no llegue el caso jaja. Pero vamos sí, creo que ya estoy preparado a nivel de mentalidad para ser padre, y si todo va bien, me gustaría ser padre “joven”.

  4. Deporte. Después de “fracasar” con este reto año tras año. El 2016 definitivamente sí va a ser el año de ponerse en forma, salvo mala suerte. La clave no es solo deporte, si no tener una vida saludable y para eso la clave es hacer deporte regularmente en tu vida y la alimentación es muy importante. Siempre he comido muy mal y últimamente, hay rachas donde como bien y me controlo mucho más. 2016 quiero que sea el año en el que mejore definitivamente mi manera de comer, no radicalmente porque es imposible, pero sí poco a poco, con pequeños detalles (menos pizzas, cocacolas, dulces, etc y más fruta y verduras). En cuanto a ejercicio físico, 2015 es quizás el año en el que menos hice, este año tengo que mejorar mucho. Un objetivo claro sería el de volver a apuntarse al gym todo el tiempo que se pueda (no de manera intermitente como siempre hago), también me gustaría volver a apuntarme a un equipo de fútbol. Y a ver si por fin vuelvo a jugar al tenis y jugar más al pádel. También creo que debo andar un poco más y algo de bici y natación estaría bien pero es “difícil”.

  5. Disfrutar la vida. Sin duda lo más importante en la vida es ser feliz. Lo importante no es cuánto vamos a vivir, ni si hay vida después de la muerte, si no de si hay vida antes de la muerte. Soy una persona que año tras año he ido poniéndome un caparazón a mis emociones y cada vez me cuesta más “disfrutar” cada momento de la vida. Tengo que disfrutar más de los pequeños momentos de la vida, poner más pasión en cada cosa que haga o que viva y no “contener” mis emociones, dejar que salgan más. No creo que haya que vivir cada día de tu vida como si fuera el último, porque no es sostenible, pero sí creo que hay que vivir cada momento con pasión, no porque puede que no vayas a volver a vivirlo si no precisamente porque tienes que ¡vivirlo! y cada pequeño momento puede ser mágico en tu vida y vivirlos con pasión es importante, no solo vivir los “grandes” eventos/momentos.

¡A por el 2016!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*